Las Calles de Los Angeles son más seguras que tu casa

papa de juan cuanod vuelva no lo dejara salir si descubre que fuma, juan

“Vemos a juan en la foto, haciendo lo que no se podia en casa”

Caso A

Hija/o.- ¿Padre puedo salir hasta las 4 de la mañana por el cumple de mi amigo?


Padre.-Solo hasta las 3 y no tomes ni fumes mucho, lleva tu cel, te voy a llamar y pide un taxi de compañía de confianza a las 3 en punto.

Hija/o: ¿Porque solo hasta las tres?

Padre.-Solo tienes 20 años, que quieres……………..eres una chica…. es peligroso estar hasta tan tarde y para que más en la casa de un amigo ah, dicho sea de paso ¿Qué amigo?

Caso B:

Hijo: ¿Mama puedo ir a trabajar a E.E.U.U. por 4 meses?

Padre: Bueno…esta bien

Hijo: Vengo y te pago lo del pasaje con lo que gane trabajando

Padre: bueno esta bien, cuídate mucho hijo y llámame.

Capto una incongruencia en entre los dos casos, casos que son tan comunes en nuestra ciudad, una dicotomía de valores en los entes prohibidores (los padres de jóvenes entre 18 a veintitantos años), esta incongruencia consta en lo siguiente:

¿Como les permiten, ayudan, solventan y se alegran y en muchos casos hasta se enorgulleces de que sus hijos vayan todo un verano a EEUU a trabajar, cuando en su ciudad natal no los dejan salir sin saber a donde van, si los controlan por celular cuando salen a diez cuadras de su casa, cuando los riñen por regresar hasta picados o los miran mal por oler a cigarro ?, ¿Como se animan a dejarlos ir al otro lado del mundo, sin donde llamarlos exactamente, sin nadie que los vigile, sin seguridad medica inmediata, sin persona cercana “pudiente” que los ayude en casos de emergencia y en un país en que los actos de racismo y asaltos no son precisamente inexistentes, además de vivir en residencias y cuartos con una compañía próxima aleatoria y potencialmente peligrosa o negativa?

Trato de entender esta diferencia y entender el pensamiento inconsistente de esta serie de padres de familia, como pueden mandar a su hija con cuidado a comprar un disco vació al mercadillo diciendo que se cuide, o llevándolo/a o hasta acompañándolo y de repente autorizar con complacencia un viaje intercontinental o hemisférico.

La respuesta esta en mis narices y la diferencia es que el fin de semana sales a comprar algo o a tomar una vaso de cerveza digamos….pero cuando vas a EEUU como el 90% de las personas vas a trabajar “no a divertirte” y los padres quieren que uno aprenda a mantenerse por si mismo, esos 3 mil dólares no te mantendrán sino que estas aprendiendo a trabajar y conocer el valor del dinero, eso deben pensar, entonces un viaje para trabajar y traer algo de dinero eso si es bueno y maduro, “se hará responsable mi hijo”

Pero el problema vuelve cuando las personas en un 90% que van en esos viajes son clase media, media alta y alta y no requieren de estos 3 mil dólares mas que para comprarse un Ipod o una laptop al regresar, por no decir que las ponen en el banco pues ni realmente les urgía; entonces no es por dinero que los mandan, debo acotar que la mitad de mis amigos y amigas traen poca o nula plata pues compraron chucherías y viajaron a lugares con fines comparables como: ir a Atlantic City a apostar, no parece que la urgencia era el dinero, solo para culminar la ecuación, muchas veces no les pagan a sus padres el valor del pasaje, es decir fue un viaje que no trajo ganancia económica, sino pasivos.

Lo único que les queda a estos padres como lógica para permitir y patrocinar este viaje es que su hijo/a aprenda el valor del trabajo, ¿pero eso no puede aprenderlo acá, acá acaso no hay trabajos?, teniendo en cuenta que la necesidad urgente de dinero esta por el anterior punto desvirtuada en el 90% de los casos, entonces ¿Que diferencia tiene salir el sábado a bailar digamos e ir a E.E.U.U el verano?, y ¿Porque no las o los dejan ir a las dos cosas libremente o no ir a ninguna?, ¿Por qué un acto potencialmente y lógicamente mas peligrosa se permite y otros menos peligrosos e inocuos no se les deja ir a sus hijos?.

Y por ultimo y lo mas repudiable, porque si su hijo/a a pasado 4 meses solo y a sobrevivido y ha podido y posiblemente ha hecho lo que ha querido allá, porque cuando regresa la gran mayoría de padres les sigue llamando al celular cuando se demora media hora en la casa de mi amiga o la disco mas cómoda de la ciudad, porque les mandan o obligan a venir en un taxi de compañía, porque su permiso sigue siendo hasta las 3am y porque los hijos tienen que seguir mintiendo a su padre sobre a donde salen o viajan o con quien viajan el fin a la playa o de campamento, ¿no se supone ya vivió 4 meses solo con libertades y es maduro?

Todas estas incongruencias no las comprendo. Ahora el que lee esto puede pensar lo siguiente:

El autor piensa que no hay que ir a trabajar, que no deberían los padres dar permiso a hijos nunca para ningún lugar.

Todo lo contrario, no entiendo lo que veo y he descrito y UD también lo ve, no estoy de acuerdo con controlar a alguien mayor de edad tanto, pero lo peor es que no entiendo la filosofía padre-protectora extrema que permite un viaje hemisférico y no salir a 10 cuadras por 4 horas, me parece que la filosofía de quien actúa de la forma incongruente mencionada es la siguiente:

“Las calles de Los Ángeles son mas seguras que mi urbanización enrejada”

Sin más y sin querer insultar a muchos de los padres de los lectores potenciales de esta articulo, debo decir que su lógica es una estupidez, deberian de actuar con mas criterio y para los que viajan y regresan entiendo que el viaje puede ser una de la cosas mas positivas de su vida pues no me imagino como deber ser tener 20 años masomenos y tener que decir donde se sale y dar hora de regreso bsao pena de castigo, si ese es tu caso vete de viaje, es recomendanle, espero que cuando vuelvas a tu casa no te deprimas al ser cuestionado por donde y hasta cuando vas.

alejandra la pasa lindo, pena que en abril debera regresar a las 3 a mas tardar

“Alejandra en chicago alfin con sus 22 años no debe llamar si se pasan las 2 am”