UN GRAVE ATENTADO CONTRA AREQUIPA

La zona comprendida entre los puentes Quiñones y San Martín, correspondiente al margen derecho del río Chili, constituía hasta hace no mucho tiempo una de las pocas áreas verdes ubicadas dentro del centro histórico de nuestra ciudad. Aquellas áreas agrícolas de origen inmemorial (con restos arqueológicos preincas), en torno al tradicional callejón Loreto, constituían una de las mayores manifestaciones del típico paisaje arequipeño, donde el patrimonio histórico monumental se imbricaba armoniosamente con la campiña, en torno a la ribera del Chili. Pocos rincones de nuestra ciudad concentraban tanta belleza paisajística.

DSC00158

P1050837

Sin embargo, desde hace ya cerca de cuatro años, diversas inmobiliarias locales (Quimera SAC y Rodrifer EIRL) vienen anunciando mediante carteles la venta de lotes para edificios y residenciales en el margen derecho del río Chili (véase la fotografía), específicamente a espaldas del callejón Loreto. Todo esto estaría en flagrante contravención del plan director de Arequipa Metropolitana 2002-2015 aprobado mediante la Ordenanza Municipal O.M N° 160 del 14-11-2002, por el que dicha zona fue calificada como zona RP o zona de Reserva Paisajista, calificación que fue posteriormente adecuada y modificada a zona AA área agrícola calificada como suelo NO URBANIZABLE NI EDIFICABLE conforme consta de la Ordenanza Municipal O.M N° 495-2007-MPA del 15-11-2007.

Pero, en lo que constituye una tragedia patrimonial y ecológica sin precedentes en Arequipa, las inmobiliarias, con la finalidad de obtener el cambio de uso de los predios, han dejado de sembrarlos, posteriormente los han llenado con grandes cantidades de desmonte y desperdicios (en una suerte de atentado contra la memoria de la población, para que vaya olvidando lo que aquellas áreas fueron) e incluso vienen siendo empleados para la realización de espectáculos como circos, parques de diversión, playas de estacionamiento y hasta han llegado al extremo de alquilarlos para venta de pirotécnicos (exponiendo la vida y seguridad de los vecinos y transeúntes); todo ello con la finalidad de obtener “milagrosamente” su permiso de cambio de uso e incluso antes de lograr adquirirlo ya anuncian y promocionan en preventa lotes que formarán parte de nuevas urbanizaciones o quintas.
¿Podemos permitir los arequipeños esta violación tan flagrante a la ley y este atentado tan grave –y que se va haciendo irreparable conforme pasa el tiempo- contra nuestro patrimonio e identidad? ¿Qué dicen al respecto nuestras autoridades municipales y regionales? ¿Será para ellos la defensa del patrimonio –cuyo reconocimiento por parte de la UNESCO podría estar en riesgo- algo más que un conjunto de palabras vacías utilizado hipócritamente en eventos internacionales?

DSC_0620

En este asunto se juega el futuro de nuestra ciudad. De la salud del valle del Chili depende la viabilidad misma de Arequipa como una ciudad con calidad de vida y perspectiva a futuro. De nuestra inacción o complicidad con estos graves abusos deberemos dar cuenta a las próximas generaciones arequipeñas.

noaladestrucciondelvalle@gmail.com

  • Jorge Luis Prado Anci

    Ahora les planteo la vida de los agricultores dueños de esas tierras porque esa área le pertenece a varias personas en ese espacio tan reducido no se puede sembrar nada que sea realmente rentable osea que de ganancias, una persona no va invertir 20 mil soles para sembrar y luego de todo el trabajo de un año recibir de ganancia 5 mil soles, con eso no vive nadie, si quieren que los agricultores no hagan eso con esas tierras pues necesitan APOYO del estado o acaso creen que venden sus tierras porque no les gusta la chacra y que es super rentable osea se estan llenando de plata con lo que siembran, no señores estan perdiendo plata y ellos al igual que nosotros tienen familia, hijos que enviar a la universidad si un negocio no es rentable pues se deja, ese es el motivo de porqué desaparece la campiña arequipeña, ni que fueran locos si esto fuera un negocio rentable no venderían sus chacras para que hagan edificios.
    Que pueden hacer pues que sean subencionados por el gobierno ya que se requiere salvaguardar la campiña de Arequipa pero no se va poder salvar nada si los chacareros se mueren de hambre, si quiren que sirva de adorno o de pulmón de la ciudad pues deben de ser ayudados, sino por último se van a convertir en terrenos valdíos y tambien va desaparecer la campiña pues nadie va sembrar nada allí si van a perder plata.

    • Patricia Portilla Castillo

      Sr. Jorge Luis, estoy totalmente de acuerdo con su opinion, son muchos los que se llaman Arequipenos dispuestos a pelear por la campinia y no son capaces ni de regar sus propios jardines, no hacen retiro a la calle en sus construcciones, ellos son los verdaderos oportunistas e insensibles, cegados por su egoismo y envidia, quieren estar orgullosos de una campina que no nos pertenece, que tal si se pusieran la mano al pecho y dejan de construir encima de sus jardines, desordenadamente, y pagaran sus autovaluos honestamente, que tal si se dejaran de criticar y cada uno limpiar su propia cochinada, pues saben que pueden abusar de los chacareros que son gente humilde, callada, que trabaja sus tierras bajo este sol sin renegar sobre los que se creen pitucos y no dejan entrar a ningun chacarero al Club de Arequipa. Pero si… ante las invaciones de los inmigrantes, se meten la lengua donde no les cae el sol. Ahi no salto ningun envalentonado defendiendo la tierra arequipenia, se dejaron vencer por ellos porque son mas lisos y unidos. Al final quien no tiene pecado que arroje la primera piedra.

  • Jorge Luis Prado Anci

    Una cosa más lo que se ha nombrado como Patrimonio Cultural de la Humanidad es Arequipa cuadrada, las casonas, las iglesias, no toda la ciudad.

  • Chino

    Los parámetros urbanísticos y edificatorios son útiles ejercidos con prudencia, para equilibrar por ejemplo, viviendas de alta densidad en ciertas zonas ( dando rentabilidad al suelo) con grandes áreas verdes públicas. Es cierto, chacra ya no puede ser. La visión de la sostenibilidad del valle, a través de un pycto tipo el planteado como el parque lineal del río Chili, son importantes difundir y promover, que los arquitectos arequipeños participen con ideas proyecto más específicas.