Archivo de la etiqueta: Verdadero escudo de arequipa

Escudo nuestro

Pasas por la calle y  descubres sutiles – algunos no sutiles- cambios; ¿hay correcto escudo?, y más importante, qué significa cada componente y color de este símbolo.

Como suele pasar, no tengo respuesta completa a estas dudas, pero si información que nos ayuda a desentrañar este símbolo.

La cédula real que concede el titulo de ciudad a la villa hermosa de Arequipa nos dice:

“..Y por la presente hacemos merced y queremos y mandamos que ahora y de aquí adelante la dicha Ciudad de Arequipa haya y tenga por sus armas conocidas un Escudo que en lo bajo de él esté un Río y sobre él un mogote del cual salgan unos humos a manera de volcán, y a los lados del cerro mogote, de la una parte, y de la otra; estén unos áboles verdes y encima de ellos dos leones de oro, de la una parte, y el otro de la otra; todo ello en campo colorado; y por orla ocho flores de lis y de oro en campo azul, y por timbre un yelmo cerrado; y por divisa un grifo con una bandera en las manos en la cual estará escrito las letras del nombre de Mi el Rey; con sus trascoles y dependencias y follajes de azul y oro según que aquí van figurados y pintados; las cuales dichas armas damos a la dicha Ciudad de Arequipa por sus Armas y Divisa, etc.”

En el libro “Arequipa” de Patricio Ricketts Rey de Castro se interpreta nuestro escudo:

“…la flamante ciudad pide escudo de armas. Quiere traerlo en sellos, pendones y banderas. El dibujo responde, por cierto, a la descripción del lugar: allí están en efecto el río, el mogote humeante a manera de volcán y un par de árboles verdes. Asimismo, lo real maravilloso -hechos y promesas- de la fábula urbana. Leones rampantes en esmalte de oro, que es decir bravura, sobre campo de gules en señal de victoria. Las flores de lis de la fe, también de oro puro (sin contaminación de morerías, juderías o herejías luteranas), en campo azur de verdad o, si se quiere, de caridad. Por timbre viene un yelmo cerrado como cumple a soldados en son de lucha, según dicen ser los de Arequipa. Y por divisa un grifo, el mitológico león – águila, símbolo de Cristo que reina en al tierra y vuela al cielo después de la resurrección. Peregrino diptongo -dirá más tarde la lectura barroca de Travada- del águila del imperio y el león del reino de Carlos V, el grifo levanta con sus garras la bandera. Y en ella impone majestad el nombre del rey (Charoli cessaris, o bien Carolus V Rex Semper Augustus Imperator, o si prefieren abreviaturas, Car. V Ro. Imp. His. Rex). Con las trascolas, dependencias y follaje al uso, todo está apunto. Lo importante es el mensaje: fuerza y fe de cristianos y de soldados, por cristo y su rey natural. Con su nombre por bandera. Todo puede decirse e siete palabras: ¡Arequipa con Cristo y por don Carlos!” 

Según Travada:

Este escudo, a pesar de su sencillez, pues no lleva soportes ni manto, es de mucha significación según las reglas de la heráldica, principalmente el grifo que representaba al Rey y la divisa o mote en que su Magestad explicaba su real aprecio, porque “no pisaba a Arequipa en la posesión como vasallo, sino que le daba la mano comoa favorecida”

Algunas notas sobre el escudo:

Al referirse la real cedula a “campo de gules” nos indica que el fondo del escudo a de ser de color rojo heráldico, que en pintura se expresa por el rojo vivo.

La proporción correcta entre la longitud y el ancho del escudo propiamente dicho, suele ser ignorada. En el diseño del Archivo Ducal de Alba, la proporción es la acostumbrada de 6 x 5, mientras que en muchos de los diseños actuales la relación de dimensiones se aproximan a la de 6 x 5.

Para el canon heráldico del siglo XVI la Bordura debe tener por ancho un sexto (1/6) de la longitud del campo, que cumple en el diseño del archivo Ducal de Alba, más no así en muchos de los casos que conocemos, incluido el moderno Escudo de armas que ilustra la obra del padre Barriga, pues tienen como ancho de la bordura un octavo (1/8) de largo del campo.

La forma del escudo propiamente dicho, o si se quiere la del campo, actualmente es dibujada con las extremidades interiores unidas en el centro por una punta de remembranza afrancesada; más, haciendo libre comentario, diré que en aquellos días, cuando fue dado el Escudo de Armas a la ciudad de Arequipa, se empleaba algunas veces la forma gótica pero generalmente la redondeada.

Las armerías naturales, según la ley heráldica deban ser estilizadas. Ello se cumple actualmente en el mogote y los humos, más no así en el río, los árboles y los suelos de éstos que generalmente no cuidan mucho la estilización.

El escudo debe llevar «por divisa un grifo con una bandera en las manos en la cual están escritas las letras del nombre de mi Rey..,» Hemos visto algunas veces escrita sobre la bandera la expresión «Yo el Rey, por no haber comprendido que en la Real Cédula el rey habla de su propio nombre, es decir de las letras de la palabra «Carlos». En el diseño del Archivo Ducal de Alba se lee el real nombre.

La bandera que porta el grifo actualmente suele ser esmaltada unas veces de gules (rojo) y otras de azul (más exactamente «celeste») y aún otras en oro (amarillo). Pero siguiendo el modelo del Archivo Ducal de Alba, la bandera ha de tener tres listas: la superior y la inferior en gules y la del centro, que ocupa los tres cuartos del ancho, ha de ser en sinople (verde); este esmalte coincide con el color del pendón de la Santa Hermandad, heredera de la que promoviere Don Alonso de Quintanilla en las Cortes de Madrigal (1475) y que llevó Carlos V en la campaña de Túnez (1535). Aún hoy podemos admirar ese pendón en el Museo del Ejército, en Madrid.

Los trascoles o dependencias y follajes (floraciones) de azul y oro no son solamente adornos pues trascoles o lambrequines eran reservados la antigua nobleza

Según esta recopilación informativa, podemos dar como la versión más cercana al escudo original de Arequipa al siguiente:

Aunque según lo expuesto guardo solo dos dudas a este escudo:

-Primero que la bandera que sostiene el grifo, aparentemente podría no ser roja entera, pero de tres franjas, la superior y la inferior en gules (rojo vivo) y la del centro, que ocuparía los tres cuartos del ancho, habrían de ser en sinople (verde).

- Y que las 2 flores de lis de los extremos de la parte inferior del escudo quizá no deban ir “de pie” o a un ángulo 90 grados, pero continuando el sentido de la orla color azul, aproximadamente con una inclinación de angulo de 45 grados.

Acá les dejo versiones de escudos que no parecen correctos según la descripción y aportes, alguno de ellos se encuentran en publicaciones de la misma municipalidad provincial, y otros en banderas dentro de locales céntricos de la ciudad. 

De la motivación del autor:

La motivación de este artículo fue el encontrar el tercer escudo (el grande encima de estas líneas) en una bandera colgada en la mitad de un concurrido local de conciertos en el distrito de Yanahura, al ver un diseño tan errado, a todas luces, me propuse elaborar este artículo esclarecedor; no negaré que me vi muchas veces impelido a correr y arrancar ese diseño aberrante y por el micrófono pedir dar con el irresponsable que colgó ese diseño y proponer una sanción moral al local.

Finalmente, espero que si alguien puede dar mejor conocimiento del real escudo de la ciudad nos lo indique en comentarios.

 

Fuentes:

Ricketts Rey de Castro, Patricio. 1990 Arequipa. Lima: Ediciones Taller.

http://es.wikipedia.org/wiki/Wikiproyecto_Discusi%C3%B3n:Ilustraci%C3%B3n/Taller_de_Her%C3%A1ldica_y_Vexilolog%C3%ADa/Solicitudes/Archivo_4#Escudo_de_Arequipa

http://www.aqplink.com/arequipa/titulos.html